Historias de adopción: Gringuis el gato ciego

Los animales rescatados son los protagonistas de nuestra labor, en este artículo del blog queremos compartirles la historia de Gringuis, un gato rescatado del albergue Misi Miau, el cual fue adoptado hace unos meses por Stephanie John, una maravillosa persona quien nos permitió realizarle una entrevista con el objetivo de compartir su mensaje: todos los animales merecen un hogar, sin importar su condición ya sea por alguna discapacidad o su edad.

Gringuis el gato ciego
Gringuis el gato ciego

La historia detrás de la historia

Cuéntanos un poco sobre ti:

Bueno me llamo Estephanie Jhon, soy amante de los animales y veterinaria.  Me gusta trabajar en temas de conservación y educación, hace unos años trabajé en algunas ONGs en estas áreas y en la actualidad cuando hago voluntariado. Me gusta difundir y trabajar en lo que es crear conciencia sobre la alimentar animal y también temas de conservación por ejemplo la lucha contra el tráfico ilegal de especies silvestres que es un tema que también me apasiona bastante hace unos años también estuve trabajando.

¿Cómo conociste a Gringuis?

Bueno no me enteré de Gringuis directamente a través de las redes, sino que desde el año pasado estaba buscando una mascota y en base a lo que yo conozco sobre adoptar o comprar mascotas, comencé a buscar albergues donde rescatan animales y encontré a Misi Miau, me puse a seguirlos por las redes y ver la labor que ellos hacían. Me gustó mucho cómo realizan sus actividades porque no solamente se preocupaban por los gatos que ellos rescatan sino también por generar conciencia y enseñar a las personas sobre la importancia de adoptar y me gustó mucho eso. Vi que tenían varios gatos adultos y sé que por lo general las personas buscan adoptar gatos o perros pequeños porque son un poco más tiernos, pero yo ya sabía que estaba buscando un gato adulto.

Para ir al albergue coordiné con una colega y un par de amigos apoyar al albergue Misi Miau, entonces hicimos una pequeña campaña recolectando fondos para comprar unos materiales de construcción que ellos necesitaban (previamente le consulté al albergue que les hacía falta). También conseguimos las donaciones de alimentos y fuimos a realizar algunas actividades como limpiezas del local, desparasitaciones, entre otros.

Cuando llegué al Albergue conocí a Gringuis y me encantó desde el inicio, se me acercó y fue súper cariñoso y sociable, así que ese mismo día sin pensarlo dos veces me lo traje a casa.  Yo he tenido gatos siempre desde mi infancia, unos más sociables que otros y bueno nunca antes había tenido un gato ciego no pero cuando lo vi, me di cuenta que en verdad no afecta en nada su calidad de vida el hecho que sea ciego.

¿Toda familia podría tener una mascota con discapacidad?

Las personas pueden pensar que solo los que estudiamos veterinaria podemos tener una mascota ciega, pero en realidad cualquier persona que tenga una un poco de paciencia como para darle el tiempo necesario al gato para que se acostumbre al lugar puede lograrlo, simplemente debes tener las ganas de hacerlo.  Incluso conozco otras personas no veterinarias que tienen también gatos ciegos, acá en el edificio donde vivo hay una familia con un gato sordo y estos animales viven plenamente sin mayor dificultad como cualquier persona debería hacerlo.

Gringuis ahora conoce todo el espacio donde estamos acá pero le tomó un tiempo familiarizarse, de vez en cuando comienza a correr por perseguir algún puede chocar con alguna planta algo así como que le salen los cálculos pero fuera de eso no pasa nada, él hace su vida como si fuese un gato con dos ojos, a veces parece que te mira fijamente.

Cómo fue el proceso de adopción y la adaptación de Gringuis

Para llevarlo a casa me indicaron algunas consideraciones por el hecho que es un gato ciego. Llené un formulario y las encargadas del albergue Misi Miau me escribían cada cierto tiempo para ver cómo estaba Gringuis. Creo que le tomó alrededor de una semana adaptarse al departamento donde vivo, que es chico.

La primera noche sí estuve un poco más alerta porque él todavía no conocía dónde estaba parado, la ubicación de la caja de arena o dónde comer, entonces en algún momento a mitad de la noche escuché que me llamaba y me di cuenta que estaba en la mitad de la sala un poco desorientado, lo que hice fue llamarlo por su nombre y él inmediatamente vino corriendo y ya se pudo ubicar, esa fue la única vez hasta que se ha desorientado así, pensé que se iba a demorar más en adaptarse pero le tomó menos de una semana conocer el departamento donde vivimos.

Una vez al día lo subimos a la azotea del edificio que es mucho más grande que el departamento porque abarca toda el área del edificio y allí si le tomó aproximadamente dos meses/semanas conocer todo el lugar, porque no pasa todo el día allá y hay más elementos que lo pueden distraer, hay varias plantas, parrillas también se trepa los muros pequeños los cuales tienen la misma altura y es un lugar seguro.

¿Algún cuidado en especial que tengan con la salud de Gringuis?

Respecto a cuidados en su salud, Gringuis tiene un ojo que no ve y el otro se lo extirparon, y hay que limpiarlo y revisarlo cada cierto tiempo, al igual que cualquier otro gato cuando llegó le brinde vitaminas, le pusimos sus vacunas, le administramos anti pulgas y lo desparasitamos. Al inicio por el cambio de ambiente y clima le comenzó a salir como una pequeña legaña que suele ser común en gatos y seguimos un tratamiento que era simplemente darle unas gotas y unas pastillas.

Le hablo un montón porque es la forma en que él se comunica y se ubica. He notado que él hace un sonido, en mi familia lo amamos y decimos en broma que es su “eco localización”, porque cuando me busca me llama con ese “chillido” y lo que yo hago es hablar con él, le respondo con un sonido similar o por su nombre, es más como “marco polo” para que él se ubique.

Normalmente cuando no escucha a nadie simplemente se hecha, pero siempre está con nosotros. Cuando se van hasta la caja arena o cuando se va a comer suele llamarnos para poder ubicarse.

Antes si le hablaba de cariño a mis otras mascotas no, pero me he dado cuenta que para Gringuis sí es importante comunicarse con él porque esa es la forma en la que él sabe que yo estoy acá presente. Incluso para acariciarlo tenemos que hacer un ruido cerca de él para que no se altere y sepa dónde estamos ubicados, por lo que hemos aprendido a llamarlo antes de agarrarlo para que él sepa que nosotros estamos ahí presentes.

Les compartimos un video que hizo Stephanie John para Huellaz.

La historia de Gringuis. Un gatito ciego que consiguió un hogar – Huellaz

Según tú quienes están a cargo de revertir la situación de los animales en las calles

En cuanto a la responsabilidad si es el gobierno o las personas en específico, sobre la situación de perros y gatos abandonados en las calles, creo que es algo que nos compete a todos, somos una comunidad, y somos los mismos miembros los que vamos a permitir o no que existan animales en las calles. Esto a la vez va de la mano con la educación si es que se les brinda la información a las personas sobre cuáles son las consecuencias de abandonar animales o no esterilizar mascotas la situación puede cambiar, pero si esta educación no llega y no se interioriza en los valores entonces los ciudadanos simplemente no lo toman en cuenta y luego se generan los problemas cuando después de sus perritos sus gatitos van a tener crías. 

Me he dada cuenta que la mayoría de personas tienen muy buenas intenciones al respecto, pero simplemente no tienen la información, entonces ese es un buen es aspecto a profundizar: LA EDUCACIÓN. El gobierno a nivel de las municipalidades puede realizar campañas de vacunación, desparasitación y también debería incluir las campañas de Educación y ahí es que entran las organizaciones, las ONG que pueden apoyar en el tema de educación. Por lo que no es solamente un tema de quién es el responsable, sino que debe haber una retroalimentación entre todos los miembros de la comunidad ciudadana porque a su vez uno depende del otro.

Este artículo ha sido posible gracias al apoyo de Huellaz, una organización que apoya a decenas de albergues formales, uno de ellos es el albergue Misi Miau quienes nos brindaron el contacto de Stephanie para la entrevista.

Muchas gracias por leer hasta acá. Si te gustaría que publiquemos más artículos como este o tiene sugerencias de temas similares, estaremos muy felices de leerlos, no olviden compartirlo en redes sociales para inspirar más casos de adopción. Si deseas conocer más sobre adopciones de gatos, te recomendamos este lindo artículo.

¡Hasta la próxima!

Artículo elaborado por Renzo Arturo

Si te gustó el artículo, compártelo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Abrir chat
1
Más información
Hola, mucho gusto
¿Deseas conocer más de nuestro trabajo?