Cómo evitar pulgas y garrapatas en perros y gatos

Mantener a nuestras mascotas libres de pulgas y garrapatas es todo un reto, y más en épocas tan calurosas como el verano, que es la estación en la que hay más proliferación de estos parásitos indeseables.

En este artículo del blog contamos con el apoyo de la estudiante de veterinaria Jimena Valdez, abordaremos las principales maneras de cómo lidiar con las pulgas y garrapatas en perros y gatos.

Para evitar la presencia de pulgas y garrapatas, lo primero que debemos hacer es llevar un control de desparasitación. Esto requiere de emplear un producto a usar para este monitoreo de la salud de nuestras mascotas. Existen desparasitantes que tienen distinta duración, desde un mes, 3 meses o incluso hay hasta de 8 meses en el mercado. Dentro de los que tienen una duración de un mes encontramos las pipetas (que son las más empleadas), los sprays, y las pastillas masticables (las cuales resultan ser mejores).

Los antiparasitarios que tienen un periodo de 3 meses son también pastillas masticables, pero con una fórmula de larga duración. Los productos con la mayor duración, de aproximadamente 8 meses, vienen a ser los llamados collares antipulgas.

Cada antiparasitario debe ir de acuerdo al peso y edad de la mascota, ya que en una dosis que no le corresponda puede causarle toxicidad (dosis altas) o simplemente no hacer efecto (dosis bajas) sobre nuestros perros o gatos a la hora de querer deshacernos de las garrapatas o pulgas. Es por eso que se recomiendo pasar por un médico veterinario para que indique cuál es el antiparasitario más adecuado para la mascota.

Diferencias entre pulgas y garrapatas

Es mucho más común encontrar pulgas que garrapatas en nuestros perros o gatos, generalmente estas suben a ellos cada vez que van a un parque o se encuentran con otros animales en las calles. Así mismo la picadura de las pulgas genera una molestia la cual provoca que nuestras mascotas se rasquen en el lugar donde sienten el dolor y así nos demos cuenta del problema.

Una pulga no va a poner en peligro por si sola a nuestros perros o gatos, pero si pueden transmitir enfermedades o parásitos internos, además cuando son varias pulgas en un hospedero, pueden perjudicar su salud a medida que se alimentan de su sangre.  

Diferencias entre pulgas y garrapatas
Diferencias entre pulgas y garrapatas. Fuente Freepik

En el caso de las garrapatas, la frecuencia con las que las encontramos en nuestros perros o gatos es menor, debido a que no tienen la facilidad de movimiento que las pulgas de poder saltar en distancias relativamente grandes para ellas.

La dificultad más importante de poder encontrarlas es que al morder, segregan una sustancia que hace que nuestras mascotas no puedan sentir el dolor como si lo sienten con las pulgas, de esta manera la garrapata puede alimentarse durante un largo tiempo sin que nadie se dé cuenta, y así poder expandirse de manera considerable como en las imágenes que solemos ver de ellas.

Una vez alcanzado cierto tamaño de las garrapatas es más fácil poder identificarlas. Debemos tener cuidado de retirarlas porque si lo hacemos de manera brusca, puede quedar atrapado su aparato bucal en la herida de nuestras mascotas y dejar la herida abierta.

Es recomendable agarrar unas pinzas y retirar con cuidado a la garrapata, a diferencia de lo que hacemos con las pulgas, no debemos matarlas aplastándolas, ya que, en el caso de ser hembras, esto puede liberar los cientos de huevos en su interior y poner en peligro a nuestras mascotas e incluso a nosotros mismos.

Para evitar esa posible proliferación, lo recomendable es agarrar a la garrapata, envolverla en papel y encerrarla dentro de una bolsa de manera hermética, así nos aseguramos que no pueda salir a morder a alguien ni que sus huevos pongan en peligro a otros animales.

garrapata
Garrapata. Fuente Pixabay

Como parte del control y más como prevención de enfermedades, se recomienda hacer un chequeo general a la mascota mínimo 2 veces al año, porque las pulgas y garrapatas son portadoras de diferentes enfermedades que, de no ser detectadas y tratadas a tiempo, pueden causar la muerte del animal.

Otra forma de prevenir es evitar que las mascotas tengan acercamiento con animales infestados de pulgas o garrapatas, porque su contagio es instantáneo, y si este animalito porta alguna enfermedad, puede transmitirlo por la picadura de la pulga o garrapata.

Para disminuir este riesgo es muy importante la higiene de nuestras mascotas siempre estar al día con las vacunas de nuestras mascotas, las cuales siempre deben ser monitoreadas por nuestro veterinario/a de confianza y que tengan un control de nuestros perros o gatos en sus dosis de vacunas de cada año. Puedes leer un poco más sobre higiene en este artículo.

Limpieza de mascotas

Si bien es cierto que las pulgas son insectos y las garrapatas son arácnidos, estos antiparasitarios funcionan efectivamente en ambos casos. Es importante añadir que, acompañado de este control, debe ir la desinfección/fumigación de la zona en la que está la mascota, ya que hay la posibilidad de que quede en la superficie huevos de pulgas que más adelante pueden eclosionar, así como también puede haber larvas de garrapatas. Por eso se recomienda la limpieza continua. Además de los baños periódicos de la mascota, los cuales se recomiendan cada 2 semanas o 10 días dependiendo del tipo de pelaje o de la estación del año, así como la frecuencia o manera en que nuestros perros se ensucian, en el caso de gatos ellos suelen limpiarse por sí mismos y los baños suelen ser menos frecuentes.

Diferencias de tratamientos entre perros y gatos

Todo lo hablado anteriormente, aplica tanto para perros como para gatos, con la excepción de que en estos últimos existen productos más específicos debido a que son más delicados. En el caso de ellos, los antiparasitarios que hay en el mercado son las pipetas, también están los sprays, pero no son muy recomendables porque, al ser una sustancia que se aplica por todo el cuerpo, es de fácil lamido para el gato, quien tiene el acicalamiento como parte de su limpieza personal, y al lamerse puede intoxicarse con el producto, lo cual se puede solucionar de algunas maneras como el collar isabelino entre otras. Lo importante es velar por la salud, integridad y comodidad de nuestros compañeros de cuatro patas.

En gatos, la probabilidad de encontrar garrapatas es bajísima por su acicalamiento constante, lo cual es una ventaja. Lo que quiere decir que, si en caso encuentra garrapatas en su gato, debe ser llevado de inmediato al veterinario, porque significa que la mascota no se encuentra bien de salud.

Algunos antiparasitarios para perros:

– Simpárica (1 mes)

– Nexgard (1 mes)

– Bravecto (3 meses)

– Spray antipulgas

– Collar Seresto (8 meses)

Algunas pipetas para gatos:

– Revolution

– Power Spot on

– Bravecto

Muchas gracias por leer hasta el final, si crees que la información de este artículo es útil, compártela a través de tus redes sociales. Si deseas que abordemos otros temas no dudes en escribirnos.

¡Hasta la próxima!

Artículo elaborado por la estudiante de veterinaria Jimena Valdez

Editor: Renzo Arturo

Si te gustó el artículo, compártelo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Abrir chat
1
Más información
Hola, mucho gusto
¿Deseas conocer más de nuestro trabajo?